viernes, 23 de septiembre de 2011

Háblame de Dios!


Un capellán, cuentan, se aproximó a un herido en medio del fragor de la batalla y le preguntó:
- ¿Quieres que te lea la Biblia?
- Primero dame agua que tengo sed, dijo el herido.
El capellán le convidó el último trago de su cantimplora, aunque sabía que no había más agua en kilómetros a la redonda. - ¿Ahora?, preguntó de nuevo.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Tú tienes el poder

 
Cuando era pequeño de alrededor de 10 años de edad en una ocasión me enoje mucho porque sentia que todos se burlaban de mi despues de que mi mamá me cortara todo el cabello y cada vez que veia a alguien le miraba con enojo porque pensaba que se iba a burlar aunque no lo hicieran pero era lo que yo esperaba, despues note en los siguientes dias que casi nadie me hablaba me veian con odio o casi miedo hasta con lastima, mi abuelo me encontró triste porque me sentia solo, que te pasa? - me preguntó, no le contesté, me dijo tranquilo: tu tienes el poder!, despues se quedó callado, yo por curiosidad le pregunté: de que poder habla abuelo, que es eso? me contestó sonriente: tienes el poder de estar enojado y hacer que te odien, tienes el poder de dar amor en cada sonrisa en cada abrazo, tienes el poder de sentirte triste, tienes el poder de sentirte feliz. NADIE controla tus emociones, Nadie controla tu vida, solamente tu.

martes, 20 de septiembre de 2011

La discriminación


Se encontraba una familia de cinco personas pasando el día en la playa. Los niños estaban haciendo castillos de arena junto al agua cuando, a lo lejos, apareció una anciana, con sus vestidos sucios y harapientos, que recogía cosas del suelo y las introducía en una bolsa.

Los padres llamaron junto a sí a los niños y les dijeron que no se acercaran a la anciana. Cuando ésta pasó junto a ellos, inclinándose una y otra vez para recoger cosas del suelo, dirigió una sonrisa a la familia. Pero no le devolvieron el saludo.

Muchas semanas más tarde supieron que la anciana llevaba toda su vida limpiando la playa de cristales para que los niños no se hirieran los pies.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Paz...


Aún en medio de la tormenta y los tiempos difíciles es posible vivir en paz ¿estás dispuesto a lograrlo? Había una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta.

Muchos artistas lo intentaron, el rey observó y admiró todas las pinturas, pero solamente hubo dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas. La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre estas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos quienes miraron esta pintura pensaron que esta reflejaba la paz perfecta.
La segunda pintura también tenía montañas, pero estas eran escabrosas y descubiertas. 

PARTICIPAR EN ESTE BLOG