miércoles, 28 de diciembre de 2011

En tus Manos está...


Cierto día, los miembros de un pueblo decidieron jugarle una broma al sabio de la entidad para saber hasta dónde llegaba su sabiduría ; pero no se les ocurría que hacer, hasta que un joven pensó en una idea. Y gritó:
 
¡La tengo, la tengo! Tengo dos preguntas que el sabio no podrá contestar. Todos los miembros del pueblo se acercaron para escuchar con curiosidad.
Colocaré una paloma entre mis manos y luego la pondré detrás de mi espalda para ocultarla, y así el sabio no se dará cuenta de lo que tengo; después le haré dos preguntas:
 
Primero le preguntaré. ¿ Señor, que tengo entre las manos?, y si adivina que es una paloma, después le cuestionaré: ¿está viva o muerta?, si me dice que está muerta, se la mostraré viva, y si me dice que está viva, la matare con mis manos, y se la entregaré muerta.
 
Y todos se mostraron alegres con esa idea.
Al día siguiente, fueron todos con el sabio del pueblo, y el joven le preguntó:
 
- ¿Señor, qué tengo entre las manos? El sabio contestó con un temple sereno:
Una paloma.
Sorprendido, el joven, volvió a preguntar:
¿Está viva o muerta la paloma?
 
El sabio se le quedo mirando, irradiando sabiduría y contestó:
La paloma representa tus sueños, tus anhelos, tu deseo de crecer y ser mejor en la vida, tu realización, la paz, la armonía que siempre habías deseado; en síntesis representa tu porvenir.
 
El futuro de la paloma, EN TUS MANOS ESTA.
EN TI ESTÁ, ¿ÁGUILA O GALLINA?

martes, 20 de diciembre de 2011

El pan de cada día


Pasaba del medio dia, el olor de pan caliente invadia aquella calle,
un sol escaldante invitaba a todos a un refresco...
Ricardito no aguanto el olor rico del pan y dijo:
Papa·, tengo hambre!!!
 

El padre, Agenor, sin tener un centavo en el bolsillo, caminando desde muy temprano buscando un trabajo, mira con los ojos mareados al hijo y le pide un poco mas de paciencia...
 

Pero papa·, desde ayer no comemos nada, tengo mucha hambre,papa·!!!
Avergonzado, triste y humillado en su corazon de padre, Agenor le pidio al hijo que esperara en la vereda y entro en la panaderia que estaba en frente... Al entrar se dirige a un hombre en el mostrador:
 

- Señor, estoy con mi hijo de tan solo 6 años en la puerta, con mucha hambre, no tengo ninguna moneda pues sali temprano para
buscar un empleo y nada encontre, le pido que en el nombre de Jesus me de un pan para que yo pueda matar el hambre de mi hijo, en
cambio puedo barrer el piso de su establecimiento, lavar los platos y vasos, u otro servicio que usted necesite.
 

Amaro, el dueño de la panaderia se extraño de aquel hombre de semblante calmo y sufrido, que pide comida a cambio de trabajo y le dijo que llame al hijo...
Agenor tomo al hijo de la mano y lo presento a Amaro, que inmediatamente les pidio que los dos se sienten junto al mostrador,donde mando servir dos platos de comida del famoso PH (Plato Hecho)arroz, poroto, bife y huevo..
Para Ricardito era un sueño, comer despues de tantas horas en la calle...
Para Agenor, un dolor mas le invadia, ya que comer aquella comida maravillosa lo hacia recordar a la esposa y a dos hijos que quedaron en casa solamente con un puñado de arroz...
 

Gruesas lagrimas bajaban de sus ojos ya en el primer bocado...
La satisfaccion de ver a su hijo devorando aquel plato simple como si fuera un manjar de los dioses, y el recuerdo de su pequeña
familia en casa, fue demasiado para su corazon tan cansado de mas de dos años de desempleo, humillaciones y necesidades...
Amaro se aproximo a Agenor y percibiendo su emocion, bromea para relajar:
 

Oh, Maria!!! Tu comida debe estar muy fea... Mira a mi amigo, hasta esta llorando de tristeza de ese bife!, ø sera que es suela de zapato?!?!
Inmediatamente, Agenor sonrio y dijo que nunca comia comida tan apetitosa, y que agradecia a Dios por tener ese placer...
 

Amaro le pidio entonces que se tranquilice, que almorzase en paz y despues conversarian acerca de trabajo...
 

Mas confiado, Agenor seco las lagrimas y empezo a almorzar, ya que su hambre ya estaba en las espaldas... Despues del almuerzo, Amaro invito a Agenor para conversar en los fondos de la panaderia, donde habia un pequeño escritorio...
 

Agenor conto entonces que hacia mas de dos años habia perdido el empleo y desde entonces, sin una especialidad profesional, sin estudios, estaba viviendo de pequeños trabajos aqui y alli", pero que desde hacia semanas no conseguia nada...
Amaro resolvio entonces contratar a Agenor para servicios generales en la panaderia, y apenado, le prepara al hombre una canasta basica con alimentos para por lo menos 15 dias... Agenor con lagrimas en los ojos agradecio la confianza de aquel hombre y marco para el dia siguiente su inicio en el trabajo.
Al llegar a casa con toda aquella "cantidad", Agenor es un nuevo
hombre.
 

Sentia esperanzas, sentia que su vida tomaria nuevo impulso... Dios le estaba abriendo mas que una puerta, era toda una esperanza de dias mejores.
Al dia siguiente, a las 5 de la mañana, Agenor estaba en la puerta de la panaderia ansioso para iniciar su nuevo trabajo...
 

Amaro llego luego y sonrio a aquel hombre que ni Èl sabia porque, estaba ayudando... Tenian la misma edad, 28 años, e historias
diferentes, pero algo dentro de Èl lo llamaba para ayudar a aquella persona... Y, no se equivoco. Durante un año, Agenor fue el mas dedicado trabajador de aquel establecimiento, siempre honesto y extremadamente celoso con sus deberes...
 

Cierto dia, Amaro llamo a Agenor para una charla y le hablo de una escuela que abrio lugares para la alfabetizacion de adultos a una cuadra arriba de la panaderia, y que Èl tenia interes que Agenor estudiara...
 

Agenor nunca se olvido de su primer dia de clase: la mano tremula en las primeras letras y la emocion de la primera carta...
Doce años pasaron desde aquel primer dia de clases...
 

Vamos a encontrar al Dr. Agenor Baptista de Medeiros, abogado,abriendo su oficina a su cliente, y despues a otro, y despues a
otros mas... Al medio dia baja para un cafe en la panaderÌa del amigo Amaro, que queda impresionado en ver al "antiguo empleado"
tan elegante en su primer traje...
 

Diez años pasan, y el Dr. Agenor Baptista, con una clientela en la que mezcla los mas necesitados que no pueden pagar con los mas
adinerados que pagan muy bien; decidio crear una institucion que ofrece a los desvalidos de la suerte, que andan por las calles,personas desempleadas y carenciados de todo tipo, un plato de comida diariamente a la hora del almuerzo...
Mas de 200 comidas se sirven diariamente en aquel lugar administrado por su hijo, el ahora nutricionista Ricardo Baptista...
 

Todo cambio, todo paso, pero la amistad de aquellos dos hombres, Amaro y Agenor impresionaba a todos los que conocian un poco de la historia de cada uno...
Cuentan que a los 82 años los dos fallecieron el mismo dia, casi a la misma hora, muriendo placidamente con una sonrisa del deber cumplido... Ricardito, el hijo, mando grabar delante de la "Casa del Camino", que su padre fundo con tanto cariño:
 

Un dia yo tuve hambre, y me alimentaste.
Un dia yo estaba sin esperanzas y me diste un camino.
Un dia me desperte solo, y me diste a Dios, y eso no tiene precio.
Que Dios habite en tu corazon y alimente tu alma.
Y que te sobre el pan de la misericordia para extender a quien necesita!!!"
Historia veridica)
Si les parece que vale la pena, reenvien esta historia, pues nunca es tarde para empezar y siempre es temprano para parar.

"La vida,No es un libro para estudiarla,
No es una pintura para observarla;
La vida es un camino, Con cuestas y valles,
pavimentado y empedrado,pero lo unico que debemos hacer recorrerla...
asi que levantate y anda!

lunes, 19 de diciembre de 2011

El éxito del Espíritu


Un joven que iba en silla de ruedas entró a la biblioteca, acompañado de su maestra. Esta me preguntó si yo podría recomendarle al muchacho algún libro acerca de personas que hubieran superado un impedimento físico.
 

- Él sufrió un accidente automovilístico y los médicos opinan que tal vez no vuelva a caminar 

– me explicó. Elegí "La historia de mi vida" de Helen Keller. Juan –el joven de la silla de ruedas- se mostró casi indiferente cuando le explique que la autora del libro había nacido ciega y sorda, se había ingeniado para vencer esta doble discapacidad y se había convertido en vocera de personas con graves impedimentos físicos. Me olvidé del asunto hasta que semanas después, Juan volvió!.
 

- Leí el libro – me dijo en tono de triunfo, y quiero darle las gracias. Si Helen Keller pudo vencer tantos obstáculos, también yo puedo hacerlo.
 

Esta vez iba apoyado en muletas.
Una prueba más de que cuando se quiere se pueden hacer las cosas.

viernes, 16 de diciembre de 2011

El Destino de nuestros Días


¿Adónde se van los días, abuelita?
 

¿Adónde se van?
 

Le pregunta Rosita a su abuelita, una linda tarde de otoño en que las dos se encontraban sentadas en el pasto, en el campo.
 

¡Ha, hijita! - dice la abuela - a los días se los llevan los meses, los años, el tiempo...
y, cuando el tiempo se lleva todos los días de nuestra vida,
 

¿Nos morimos?
 

Mira; ahora es otoño, observa ese árbol grande, hermoso y muy viejo. Desde que yo era chiquita, ese árbol ya era un señor árbol; y cada año sus hojas se las lleva el viento como se lleva el tiempo nuestros días.
 

Pero como supo echar buenas raíces, no está muerto; vive en sus ramas, que renueva cada primavera, como nosotros seguimos viviendo en nuestros hijos, y ellos en sus hijos. Así se va la cadena de los días, los meses, los años, del tiempo. 


EL DESTINO ESTÁ EN TUS MANOS.
                                   


jueves, 15 de diciembre de 2011

Nunca subestimes el Amor


Un joven muchacho estaba a punto de graduarse, hacía muchos meses que admiraba un hermoso coche deportivo que vio en un concesionario.
 

Sabiendo que su padre podría comprárselo, le dijo que ese coche era todo lo que quería.
Conforme se acercaba el día de graduación, el joven esperaba por ver alguna señal de que su padre hubiese comprado el coche.
 

Finalmente, en la mañana del día de graduación, su padre le llamó a que fuera a su habitación y le dijo lo orgulloso que se sentía de tener un hijo tan bueno y lo mucho que le amaba.
 

El padre tenía en sus manos una hermosa caja de regalo. Curioso y de algún modo decepcionado, el joven abrió la caja y lo que encontró fue una hermosa Biblia de cubiertas de piel y con su nombre escrito con letras de oro.
 

Enojado le gritó a su padre diciendo: ¡ Con todo el dinero que tienes y lo único que me das es ésta Biblia !
 

Y salió de la casa. Fue tanta la decepción del joven que se fue de la casa a hacer su vida.
Pasaron muchos años y el joven se convirtió en un exitoso hombre de negocios. Tenía una hermosa casa y una bonita familia, pero cuando supo que su padre ya era anciano estaba muy enfermo, pensó en visitarlo.
 

No lo había vuelto a ver desde el día de su graduación.
 

Antes que pudiera partir para verlo, recibió un telegrama donde decía que su padre había muerto y le había heredado todas sus posesiones, por lo cual necesitaba urgentemente ir a la casa de su padre para arreglar todos los trámites de inmediato.
 

Cuando llegó a la casa de su padre, una tristeza y arrepentimiento llenó su corazón.
De pronto, empezó a ver todos los documentos importantes que su padre tenía y encontró la Biblia que en aquella ocasión su padre le había dado.
 

Con lágrimas, la abrió y empezó a hojear sus páginas. Su padre cuidadosamente había subrayado un verso en Mateo 7:11:
 

"Y si vosotros siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, cuanto más nuestro Padre Celestial dará a sus hijos aquello que le pidan".
 

Mientras leía esas palabras, unas llaves de coche cayeron de la Biblia. Tenía una tarjeta del concesionario de coches donde había visto ese coche deportivo que había deseado tanto.
En la tarjeta estaba la fecha del día de su graduación y las palabras:
 

"TOTALMENTE PAGADO".
¿Cuántas veces hemos rechazado y perdido las Bendiciones de Dios porque no vienen envueltas en paquetes hermosos, como nosotros esperamos y por no abrir su Palabra, la Biblia?.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

La Ley de la Vida


“Un día una pequeña abertura apareció en un capullo; un hombre se sentó y observo a la mariposa por varias horas, mientras ella se esforzaba para hacer que su cuerpo pasara a través de aquel pequeño agujero.
 
En tanto, parecía que ella había dejado de hacer cualquier progreso. Parecía que había hecho todo lo que podía, pero no conseguía agrandarlo.
 
Entonces el hombre decidió ayudar a la mariposa: el tomo una tijeras y abrió el capullo.  La mariposa pudo salir fácilmente. Pero su cuerpo estaba marchito, era pequeño y tenía las alas arrugadas.
 
El hombre siguió observándola porque esperaba que, en cualquier momento, las alas se abrieran y estirasen para ser capaces de soportar el cuerpo, y que este se hiciera firme
Nada aconteció!
 
En verdad, la mariposa paso el resto de su vida arrastrándose con su cuerpo marchito y unas alas encogidas. Ella nunca fue capaz de volar
 
Lo que el hombre, en su gentileza y su voluntad de ayudar no comprendía, era que el capullo apretado y el esfuerzo necesario para que la mariposa pasara a través de la pequeña abertura, era la forma que Dios hacia que el fluido del cuerpo de la mariposa, fuese a sus alas, de tal modo que ella estaría lista para volar, una vez que se hubiese liberado del capullo.
 
Algunas veces, el esfuerzo es exactamente lo que necesitamos en nuestra vida
Si Dios nos permitiese pasar por nuestras vidas sin encontrar ningún obstáculo, nos dejaría limitados. No lograríamos ser tan fuertes como podríamos haber sido. Nunca podríamos volar.
 
Pedí fuerza… y Dios me dio dificultades para hacerme fuerte
Pedí sabiduría… y Dios me dio problemas para resolver
Pedí prosperidad… y Dios me dio cerebro y músculos para trabajar
Pedí valor… y Dios me dio obstáculos para superar
Pedí amor…. Y Dios me dio personas con problemas a las cuales ayudar
Pedí favores… y Dios me dio oportunidades
 
Yo no recibí nada de lo que pedí … Pero he recibido todo lo que necesitaba”
 
Vive la vida sin miedo, enfrenta todos los obstáculos y demuestra que puedes superarlos.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Es como templar el Acero...


Se cuenta la historia del herrero que, después de una juventud llena de excesos, decidió entregar su alma a Dios. Durante muchos años trabajó con ahínco, practicó la caridad, pero, a pesar de toda su dedicación, nada perecía andar bien en su vida, muy por el contrario: sus problemas y sus deudas se acumulaban día a día.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Dar todo por Amor, Una reflexión que te cambiará la vida


En cierta ocasión, durante el sermón del Domingo de pascua, durante el predicador puso en el centro del altar una jaula de pájaros vieja, rota y sucia.
Toda la iglesia se quedo sorprendida y murmuraban entre ellos.
 
Imaginándose sus comentarios, el predicador habló de esta manera :
 
" Ayer cuando caminaba por el pueblo observé a un muchachito que se dirigía hacia mí con una jaula moviéndola de un lado a otro. En su interior había tres pajaritos, temblorosos con frío y miedo. Detuve al muchachito y le
pregunté: ¿Que llevas allí hijo mío?
 
"Solo unos pájaros viejos" me respondió.
"¿Que vas a hacer con ellos? Le pregunté
"Los voy a llevar a casa y pienso divertirme un poco con ellos., Les voy a molestar, arrancarles las plumas, hacerles pelear entre ellos. Espero divertirme y pasarlo muy bien" fue su respuesta.
"Pero tarde o temprano te cansarás de esos pajaritos, verdad, que haras con ellos?" le dije 

"Oh..!!!!, . Yo tengo gatos. A ellos les gustan los pajaritos. Cuando me canse se los echaré a ellos" respondió el muchacho.
El Predicador guardó silencio por un momento y luego le preguntó: "Por cuánto me vendes esos pajaritos, muchacho?
 
"¡¡UH??? !!!! Por que le interesan a usted estos pájaros, señor? Son únicamente unos pájaros viejos, no cantan y ni siquiera son lindos!!" "Cuanto?" Volvió a preguntar el Predicador.
 
El muchachito miró al predicador pensado si se habría vuelto loco y entonces le pidió $10.00 dólares.
 
El predicador sacó 10 dólares de su bolsillo y se los entregó. Tan pronto recibió el dinero, el muchacho desapareció.
 
El predicador levantó la jaula con cariño y cuidado. La llevó a un pequeño parque donde había árboles y frutas. Abrió la jaula y dando unos suaves golpes hizo que los pájaros volaran libremente.
Esta era la razón por la cual la jaula estaba vacía sobre el Altar.
 
El predicador continuó diciéndoles,
Un día Jesús y el Diablo se pusieron a conversar.
 
El Diablo acababa de llegar del Jardín del Edén, y se notaba que estaba contento y alegre.
"Si, Señor, acabo de apoderarme del Mundo entero con toda su gente. Les tendí una trampa. Utilicé una carnada que yo sabia que no la iban a poder resistir. Los ATRAPE!!"
"Que vas a hacer con toda esa gente?" Le preguntó Jesús
 
El Diablo le respondió: "Oh, voy a divertirme! Les voy a enseñar a casarse y divorciarse. Que se odien y abusen unos de otros, Les enseñaré a beber, fumar y maldecir. Les voy a enseñar cómo fabricar armas y bombas para que se maten entre ellos.
 
Sí que voy a divertirme!!"
"¿Y que harás luego con ellos después de todo eso?" Le preguntó Jesús.
"Oh, matarlos" Respondió el diablo sin remordimiento alguno.
"¿Cuanto quieres por ellos?" Le preguntó Jesús.
 
El Diablo le respondió "Oh no.Tú no quieres esa gentuza. No sirven para nada! Si los recoges sólo te odiarán. Te escupirán en la cara, maldecirán Tu nombre y acabarán matándote. Créeme no vale la pena!!"
"Cuanto""? Volvió a preguntar de nuevo Jesús.
 
El Diablo miró a Jesús y con odio, astucia y malicia le respondió: "Toda tu sangre, tus lágrimas y TU vida!!!"
Jesús le contestó "HECHO!!"
 
Y pagó el precio.
 
El predicador levantó la jaula en alto, abrió la puerta y se marchó sin pronunciar más palabras
Notas:
 
¿Acaso no resulta curioso cómo mucha gente habla mal de Dios y después se preguntan por qué nuestro mundo se está yendo al infierno?
¿Acaso no resulta curioso cuando alguien dice "Yo creo en Dios" pero sigo al Diablo? (quien, por cierto también cree en Dios).
 
¿Acaso no resulta curioso cuando enviamos miles de chistes a través de la red de internet y correos electrónicos que se extienden como fuego, pero cuando uno empiezas a enviar mensajes llevando la Palabra de Dios, la gente se lo piensa dos veces antes de compartirlo con los demás

viernes, 2 de diciembre de 2011

La Alegría de ser Pato


Un pato mandarín quiso conocer mundo, ser aventurero. La granja se le quedaba pequeña: había que buscar un mundo nuevo.

Salió de la granja decidido. Caminaba con firmeza, marcando el paso como si fuese el abanderado de un desfile: la cabeza erguida, la vista al frente. La granja de iba quedando cada vez más lejos.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Clavos en la Cerca


Había una vez un niño que tenía muy mal caracter. Su padre le dio una bolsa con clavos y le dijo que cada vez que perdiera la paciencia, debía clavar un clavo en la cerca. El primer dia el niño había clavado 37 clavos en esa cerca.

Al paso de las siguientes semanas, mientras aprendía a controlarse, el numero de clavos puestos en la cerca empezó a aminorar. El niño descubrió que era mas fácil controlar su temperamento que estar poniendo clavos en la cerca.

Finalmente llegó el dia cuando el niño por completo ya no perdió el control. Vino y se lo dijo a su Padre y el padre indicó al niño que ahora sacara un clavo por cada dia que habia podido contener su enojo.

PARTICIPAR EN ESTE BLOG