viernes, 16 de diciembre de 2011

El Destino de nuestros Días


¿Adónde se van los días, abuelita?
 

¿Adónde se van?
 

Le pregunta Rosita a su abuelita, una linda tarde de otoño en que las dos se encontraban sentadas en el pasto, en el campo.
 

¡Ha, hijita! - dice la abuela - a los días se los llevan los meses, los años, el tiempo...
y, cuando el tiempo se lleva todos los días de nuestra vida,
 

¿Nos morimos?
 

Mira; ahora es otoño, observa ese árbol grande, hermoso y muy viejo. Desde que yo era chiquita, ese árbol ya era un señor árbol; y cada año sus hojas se las lleva el viento como se lleva el tiempo nuestros días.
 

Pero como supo echar buenas raíces, no está muerto; vive en sus ramas, que renueva cada primavera, como nosotros seguimos viviendo en nuestros hijos, y ellos en sus hijos. Así se va la cadena de los días, los meses, los años, del tiempo. 


EL DESTINO ESTÁ EN TUS MANOS.
                                   


No hay comentarios:

PARTICIPAR EN ESTE BLOG