jueves, 30 de agosto de 2012

¿Cómo manejas la Adversidad?


El oro para ser purificado debe pasar por el fuego, así como el ser

Humano necesita pruebas para pulir su carácter. Pero lo más

Importante es: ¿Cómo reaccionamos frente a las pruebas?.

Una hija se quejaba a su padre acerca de su vida y cómo las cosas le

resultaban tan difíciles. No sabía cómo hacer para seguir adelante y

Creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que

Cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí

Llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte. Pronto el

Agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una colocó zanahorias, en

Otra colocó huevos y en la última colocó granos de café. Las dejó

Hervir sin decir palabra.

La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su

Padre.

A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y

Las colocó en un recipiente. Sacó los huevos y los colocó en otro.

Coló el café y lo puso en un tercer recipiente.

Mirando a su hija le dijo: "Querida, ¿qué ves?".

"Zanahorias, huevos y café", fue su respuesta.

La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Ella lo hizo

Y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo

Rompiera. Luego de sacarle la cáscara, observó el huevo duro.

Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su

Rico aroma.

Humildemente la hija preguntó: "¿Qué significa esto, padre?".

Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma

Adversidad: ¡agua hirviendo!, pero habían reaccionado en forma

Diferente.

La zanahoria llegó al agua siendo fuerte y dura. Pero después de

Pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil, fácil de deshacer.

El huevo había llegado al agua siendo frágil. Su cáscara fina

Protegía su interior líquido. Pero después de estar en agua

Hirviendo, su interior se había endurecido.

Los granos de café sin embargo eran únicos. Después de estar en agua

Hirviendo, habían cambiado al agua.

"¿Cual eres tú?", le preguntó a su hija. "Cuando la adversidad llama

A tu puerta, ¿cómo respondes? ¿Eres una zanahoria, un huevo o un

grano de café?"

Y hoy te lo pregunto yo a ti… ¿Cómo eres tú, mí querido(a)  buscador

(a)?.

¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero que cuando la adversidad y

el dolor te tocan, te vuelves

Débil y pierdes tu fortaleza?

¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable. Poseías un

espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación, un

Divorcio o un despido te has vuelto duro y rígido? Por fuera te ves

Igual, pero… ¿eres amargado(a) y áspero(a), con un espíritu y un

corazón endurecido?.

¿O eres como un grano de café?. El café cambia al agua hirviente, el

elemento que le causa dolor. ¡Cuando el agua llega al punto de

Ebullición el café alcanza su mejor sabor! Si eres como el grano de

Café, cuando las cosas se ponen peor… ¡tú reaccionas mejor! y haces

Que las cosas a tu alrededor mejoren.

¿Cómo manejas la adversidad? ¿Eres una zanahoria, un huevo o un

Grano de café?. Piénsalo…


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

miércoles, 29 de agosto de 2012

Los Gorilas del Bien...Una Hermosa Historia de Humanidad


Todo comenzó el día en que Jessica trajo al colegio pastelitos para todos sus compañeros de clase.

- ¡Jessica! - dijo la señorita Reyes -. No sabía que era tu cumpleaños.

- No es mi cumpleaños. Mi mamá hizo pasteles porque ella es Gorila.

Jessica le entregó la nota a la señorita Reyes que decía:

-Querida señorita Reyes, gracias por dejarme practicar actos bondadosos en su clase. Sra. Docket.

La señorita Reyes escribió estas palabras en el tablero: Gorilas del Bien.

Le dijo a la clase:

- Todos sabemos lo que es un gorila. Pero, en este caso, se refiere a las personas que pertenecen a un grupo que está tratando de cambiar algo.

- ¿Como un club secreto? - preguntó Patricia.

-Algo así. Los Gorilas del Bien son personas que practican el bien siempre que pueden. Eso es lo que la señora Docket y muchas otras personas están haciendo ahora. Están tratando de que el mundo sea un mejor lugar para todos al encontrar diferentes maneras de ser buenos y bondadosos con las demás, aun con desconocidos.

-¿Eso significa que la señora Docket también está haciendo pasteles para desconocidos? -preguntó Sergio.

-Tal vez sí, o tal vez deje a alguien pasar delante de ella en la fila del supermercado....

-Tal vez quite la nieve de enfrente del garaje de algún vecino sin decir nada. O plante flores en un lugar público para que todos disfruten de ellas, o ayude a los pobres. Si las buscas, hay muchas maneras de extender el bien.

A la hora del almuerzo todos estaban hablando de los Gorilas del Bien.

-Los gorilas verdaderos de la selva hacen cosas buenas para los demás -dijo Tina. Lo vi en televisión.

- ¡Hagamos nuestro propio club! -dijo Miguel -. Jessica deberá ser el líder, pues sabe mucho de eso.

Y así fue como empezaron los Gorilas del Bien.

Pedro llegó al colegio temprano y le sacó la punta a los lápices de todos sus compañeros de clase.

 Todos sonrieron y le dijeron:

- ¡Gracias, Pedro!

Todos menos Tomás que intentó pinchar a Pedro en el brazo con la punta del lápiz.

En la clase de gimnasia, Jessica sacó una alfombra pequeña para cada uno.

-Qué bello acto de bondad -dijo el entrenador.

Sergio dejó que su hermana menor viera su programa de televisión preferido, aunque era el turno de él para escoger el canal. Luego, esa misma noche, su hermana le dio el último pedazo de chocolate que le quedaba.

Todos los Gorilas del Bien se reunieron el domingo y recogieron la basura del parque. Se estaban divirtiendo mucho hasta que llegó Tomás con su perro furioso, Brutus. Tomás se rió mucho cuando Brutus mordió a Jessica en el talón y les gruñó a todos los niños.

Tomás caminó hacia el montón de latas de soda que los niños habían recolectado para el reciclaje. Las recogió, una por una y las lanzó por todo el parque.

-¡Hey! ¡Gorilas tontos, recojan! -gritó.

-¿Tomás por qué tiene que ser tan malo? -preguntó Tina.

Los Gorilas del Bien recogieron las latas otra vez, pero ya no fue tan divertido como antes.

Patricia ordenó su cuarto y el de su hermano sin que se lo pidieran. el papá le dio las gracias y le preparó su plato favorito.

Tina empacó todos sus juguetes viejos y le ayudó a su mamá a llevarlos al orfanato.

-Estoy muy orgullosa de ti -le dijo su mamá.

Miguel fue con su tío como voluntario al hogar de ancianos.

-Nos hiciste muy felices hoy -le dijo una señora.

Los Gorilas del Bien se reunían todos los días a la hora del recreo para discutir sobre nuevas ideas de extender el bien. Y todos los días Tomás saltaba alrededor del grupo gruñendo y rascándose las axilas.

- ¡Uu-uu-uu-uu! ¡Mírenme, soy un gorila! ¡Soy un gran gorila tonto que le hace el bien-bien a todo el mundo!

- ¡Qué tonto! Todo lo que sabe hacer es causar problemas.

- ¡Vete, Tomás! -le dijo Jessica. Si no puedes ser bueno, no te queremos cerca.

Un día la señorita Reyes dijo:

-Les tengo una mala noticia. Ayer en la tarde, un automóvil atropelló a Brutus, el perro de Tomás y se murió anoche. Tomás está solo en casa sintiéndose muy triste. Espero que alguno de ustedes vaya a visitarlo. Eso suena como un trabajo para los Gorilas del Bien, ¿no es así?

Jessica levantó la mano.

-Es que Tomás se burla de nosotros todo el tiempo. No sabría qué decirle si vamos.

- Tal vez se siente rechazado -dijo la señorita Reyes- ¿Alguno de ustedes le preguntó a Tomás si quería pertenecer al club?

-¡Él no es un Gorila del Bien! -exclamó Tina -. ¡Él es un Monstruo Malvado!

- Los Gorilas del Bien ven lo bueno en todas las personas -dijo la señorita Reyes -. ¿No fue eso lo que me dijiste, Jessica?

A la hora del recreo, los Gorilas del Bien intentaron decidir qué hacer. Aunque se había portado mal con ellos, sentían tristeza por él.  Brutus era su único amigo.

-¡Ya sé! - dijo Jessica -. ¡Mi mamá nos puede llevar a la perrera a conseguirle otro perro a Tomás!

- Pero... - dijo Pedro -, extender bondad también significa ser bueno con los animales. Me daría mucho pesar con cualquier perro que le diéramos a Tomás.

-Entonces, primero tendremos que encontrar algo bueno en Tomás - dijo Jessica -. Tengo un plan. Esta noche todos escribiremos una cosa buena que veamos en Tomás. ¡Sé que no es fácil, pero intentemos! Y recuerden, en todos hay algo bueno.

Al día siguiente, todos los Gorilas del Bien se pararon frente a la puerta de Tomás y golpearon. Tomás abrió la puerta. Parece como si hubiera estado llorando.

-¿Qué quieren? -preguntó.

-¡Venimos a proponerte que seas un Gorila del Bien! -dijo Jessica.

Tomás entrecerró los ojos.

-¿Por qué? gruñó, y se veía más malo que nunca.

-Déjanos entrar y te explicaremos las razones.

Tomás dio la vuelta y entró de nuevo en la casa pisando fuerte, pero dejó la puerta abierta. Los Gorilas del Bien entraron, cada uno con un papel en la mano.

-De todos, Tomás es el que corre más rápido -dijo Patricia.

-Tomás tiene ojos azules bonitos -dijo Tina.

-Tomás era amistoso en primer grado -dijo Sergio.

-Tomás tiene gracia para contar chistes cuando no son para burlarse de otras personas -dijo Pedro.

Miguel y yo encontramos la misma razón -dijo Jessica -, y es la mejor de todas: ¡Tomás imita a un gorila a la perfección!

-¡Queremos aprender a hacerlo! -dijeron Miguel, Tina y Pedro. ¡Todos queremos ser gorilas!

-¿Cómo haces para que los gruñidos sean tan reales? Enséñanos a saltar -dijo Patricia.

Todos intentaron hacer el baile de gorila de Tomás mientras Tomás los miraba. Finalmente tuvo que sonreír y luego reír. No se estaban burlando de él. ¡En realidad querían aprender!

Cuando ya no pudo resistir más, Tomás también se volvió gorila. Todos lo imitaron a él. Todos gruñeron y saltaron y se rascaron y chillaron hasta que se cayeron al suelo unos sobre otros, sin aliento y riendo.

Jessica dijo:

-Ahora que eres uno de nosotros, Tomás, tenemos una sorpresa para ti.

Lo tomó del brazo y lo llevó al patio de atrás, donde los Gorilas del Bien tenían un cachorrito blanco y negro, peludo y gracioso.

Tomás corrió hacia el cachorro, se arrodilló a su lado, lo abrazó y lo acarició. Cuando miró a sus nuevos amigos, tenía lágrimas en los ojos.

-Siento mucho haberme burlado de ustedes -les dijo. Nunca pensé que serían tan buenos conmigo. ¿En verdad puedo pertenecer a su club?

El cachorrito saltaba hacia arriba y hacia abajo.

-Mira, él también quiere ser un gorila -dijo Tina.

-¿Ése será su nombre! -dijo Tomás. Puedo llamarlo G.B., las iniciales de Gorilas del Bien, y podrá ser la mascota del club. A todos les encantó la idea.

Muchos se unieron al club de los Gorilas del Bien. La clase de la señorita Reyes se convirtió en un mejor lugar. Luego, el colegio se convirtió en un mejor lugar y luego el pueblo también.

Luego, al crecer, cada uno de los gorilas fue a estudiar a la universidad en distintas ciudades... y el mundo se convirtió en un mejor lugar.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

martes, 28 de agosto de 2012

El Secreto para hacer los Sueños Realidad


En una tierra en guerra, había un rey que causaba espanto a sus enemigos ya que a sus prisioneros, no los mataba, si no que los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros de un lado, y una inmensa puerta de hierro del otro, sobre la cual se veían grabadas figuras de calaveras cubiertas de sangre.

En esa sala, les hacía formar un círculo y les decía:
 
-Ustedes pueden elegir entre morir a flechazos por mis arqueros o pasar por aquella puerta. Detrás de esa puerta, YO LOS ESTARE ESPERANDO.

Todos elegían ser muertos por los arqueros.
 
Al terminar la guerra, un soldado que por mucho tiempo había servido al rey, se dirigió al soberano y le dijo:
 
-Señor, ¿puedo hacerle una pregunta?
 
-Dime, soldado.
 
-Señor, ¿qué hay detrás de esa puerta?
 
El rey contestó:
 
-Ve, y mira tú mismo.
 
El soldado abrió temerosamente la puerta, y a medida que lo hacía, rayos de sol entraron y la luz invadió el ambiente. Finalmente, sorprendido, descubrió que la puerta se abría sobre un camino que conducía. ¡a la LIBERTAD! El soldado, embelesado, miró a su Rey, quien le dijo:
 
-Yo les daba la oportunidad de hacer una ELECCION, ¡pero por temor preferían morir a arriesgarse a abrir esta puerta!

¿Cuántas puertas dejamos de abrir por miedo a arriesgar?
 
¿Cuántas veces perdemos la libertad y morimos por dentro, sólo por sentir miedo de abrir la puerta de nuestros sueños?


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

lunes, 27 de agosto de 2012

Lección Aprendida


Una alumna de un colegio faltó a clases por una semana y otra compañera empezó a decir que la primera no asistía a clases porque estaba embarazada y se estaba haciendo un aborto.

La maestra escuchó los comentarios y llamó a la muchacha a su oficina y le dijo: “Por favor, tráeme un vaso de agua bien lleno”. La estudiante se lo trajo y a continuación la maestra le dijo: “Tira toda el agua al piso”.

La muchacha titubeó, pero al final obedeció, después de derramada el agua en el suelo, la maestra le dijo: “Ahora, recoge el agua del piso y ponla en el vaso”, “No se puede”, dijo la alumna, la maestra le repitió: “Hazlo”, la alumna con paños y servilletas recogió todo lo que pudo y así llegó a llenar medio vaso de agua la cual estaba sucia.

La maestra le dijo a la alumna: “Así es como ha quedado la fama y el honor de tu compañera”. “Aun cuando quieras reparar el mal que haz hecho, no podrás hacerlo totalmente”. “Sabes, tu compañera faltó a clases porque estaba en el entierro de su padre que falleció hace unos días”.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

jueves, 23 de agosto de 2012

En lo profundo del Pozo...


Una gran caravana viajaba sin encontrar pueblo ni descubrir agua. De repente, encontraron un pozo, pero no tenían cubo. Tomaron una vasija y cuerdas y la hicieron descender a la profundidad del pozo. Cuando intentaron subirla, la cuerda se rompió. Bajaron otra vasija y esta también se rompió.

Entonces ataron con cuerdas a gente de la caravana, y los metieron en el pozo. Ninguno volvió.

Había entre ellos un hombre razonable que dijo:- Voy a bajar.

Casi había llegado al fondo cuando apareció un genio terrorífico y el hombre se dijo:
- No saldré ileso, pero es preciso que actúe razonablemente y no pierda la cabeza, para ver lo que va a ocurrirme.
- Deja de hablar, eres mi cautivo y sólo te salvarás si me das una respuesta justa, de otro modo no te salvarás - dijo el genio.
El hombre respondió:
- Habla.

- De todos los lugares, ¿cual es el mejor? - preguntó el genio.

El hombre pensó que estaba cautivo e impotente en sus manos. Si decía Bagdad u otra ciudad sería lo mismo que mostrar desprecio por la morada del genio. Así que respondió:

- El mejor lugar es aquel en el que el hombre tiene un amigo íntimo, aunque se encuentre en el fondo de la tierra o en una ratonera.

- Bravo - dijo el genio - estás salvado. En este mundo eres un verdadero hombre. Ahora te salvo, y gracias a tí, salvo a los otros. A partir de ahora no voy a cometer más crimenes. He perdonado a todos los hombres del mundo por amor a tí. Luego, dió agua a la gente de la caravana

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

miércoles, 22 de agosto de 2012

La Iluminación


- Durante seis años busqué la iluminación - dijo el discípulo -.
  
Siento que estoy cerca y quiero saber cómo he de dar el siguiente paso. Un hombre que sabe buscar a Dios, sabe también cuidar de sí mismo.

- ¿Cómo te mantienes? - preguntó el maestro.

- Ése es un detalle sin importancia. Mis padres son ricos y me ayudan en mi búsqueda espiritual. Gracias a ello puedo dedicarme por entero
a las cosas sagradas.

-Muy bien - dijo el maestro - entonces te explicaré el siguiente paso: mira al sol durante medio minuto.

El discípulo obedeció.

A continuación, el maestro le pidió que describiese el paisaje a su alrededor

 - No puedo hacerlo. El brillo del sol me ha deslumbrado.
   
- Un hombre que mantiene los ojos fijos en el sol, termina ciego. Un hombre que sólo busca la Luz y deja sus

   responsabilidades en manos de los demás, jamás encontrará lo que busca - comentó el maestro.

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

martes, 21 de agosto de 2012

La Razón de Ser...


Había una vez dos monjes que paseaban por el jardín de un monasterio taoísta. De pronto uno de los dos vio en el suelo un caracol que se cruzaba en su camino. Su compañero estaba a punto de aplastarlo sin darse cuenta cuando le contuvo a tiempo. Agachándose, recogió al animal. "Mira, hemos estado a punto de matar este caracol, y este animal representa una vida y, a través de ella, un destino que debe proseguir. Este caracol debe sobrevivir y continuar sus ciclos de reencarnación."

Y delicadamente volvió a dejar el caracol entre la hierba. "¡Inconsciente!", exclamó furioso el otro monje. Salvando a este estúpido caracol pones en peligro todas las lechugas que nuestro jardinero cultiva con tanto cuidado.
 
Por salvar no sé qué vida destruyes el trabajo de uno de nuestros hermanos.
 
Los dos discutieron entonces bajo la mirada curiosa de otro monje que por allí pasaba. Como no llegaban a ponerse de acuerdo, el primer monje propuso: "Vamos a contarle este caso al gran sacerdote, él será lo bastante sabio para decidir quien de nosotros dos tiene la razón."
 
Se dirigieron entonces al gran sacerdote, seguidos siempre por el tercer monje, a quien había intrigado el caso. El primer monje contó que había salvado un caracol y por tanto había preservado una vida sagrada, que contenía miles de otras existencias futuras o pasadas. El gran sacerdote lo escuchó, movió la cabeza, y luego dijo: "Has hecho lo que convenía hacer. Has hecho bien". El segundo monje dio un brinco. "¿Cómo? ¿Salvar a un caracol devorador de ensaladas y devastador de verduras es bueno? Al contrario, había que aplastar al caracol y proteger así ese huerto gracias al cual tenemos todos los días buenas cosas para comer. El gran sacerdote escuchó, movió la cabeza y dijo "Es verdad. Es lo que convendría haber hecho. Tienes razón."
 
El tercer monje, que había permanecido en silencio hasta entonces, se adelantó. "¡Pero si sus puntos de vista son diametralmente opuestos! ¿Cómo pueden tener razón los dos?" El gran sacerdote miró largamente al tercer interlocutor. Reflexionó, movió la cabeza y dijo: "Es verdad. También tú tienes razón."

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

lunes, 20 de agosto de 2012

¿Quién esta dispuesto a correr el Riesgo?


Como adultos nos empeñamos en ensenar a los niños el valor de la responsabilidad como un cimiento sólido de un futuro plegado de éxitos y logros.  Entendemos el asunto de la responsabilidad como un cargo moral que nos obliga a acometer nuestra palabra dada o el cumplimiento de compromisos adquiridos. Estamos conscientes que es una cualidad fundamental que debemos poseer si deseamos alcanzar nuestras metas y obtener lo que deseamos.

Y es que actuar con responsabilidad va mas allá de la simple retórica de “hacernos responsables de nuestros actos”, se traduce en una actitud de vida, en la que adueñarnos de nuestros actos involucra asumirla con valentía, decisión y confianza, en especial cuando nos enfrentamos a alguna disyuntiva que implica un proceso de cambio personal.

La responsabilidad como valor implica afrontar los cambios al hacer uso de todos nuestros recursos, es decir, de nuestra fuerza interior. Todos tenemos una fuerza interior. Tú -aunque en ocasiones te cueste creértelo- tienes una inmensa fuerza interior que te permite acometer tus actos no solamente con responsabilidad, sino con verdadera voluntad.

Antes de ser responsable con otros, debes ser responsable contigo y la responsabilidad significa plantearte el reto de mantener una mentalidad positiva sin importar las adversidades. Muchas veces utilizamos la evasión para no enfrentar las dificultades en nuestra vida, recuerda siempre que hay un momento para decidir y actuar con responsabilidad. Solo de ese modo, lograrás alcanzar lo que te propongas o modificar una situación que te perturba.

La siguiente historia nos muestra como es muy fácil en la vida evadir la responsabilidad y -en consecuencia- no accionar para cambiar situaciones que nos resultan incómodas:

Un hábil gato hacía tal matanza de ratones, que apenas veía uno, era cena servida.

Los pocos que quedaban, sin valor para salir de su agujero, se conformaban con su hambre.

Para ellos, ese no era un gato, era un diablo carnicero.
Una noche en que el gato partió a los tejados en busca de su amor, los ratones hicieron una reunión sobre su problema más urgente.

Desde el principio, el ratón más anciano, sabio y prudente, sostuvo que de alguna manera, tarde o temprano, había que idear un medio que siempre avisara la presencia del gato, y así, pudieran ellos esconderse a tiempo. Efectivamente, ese era el remedio y no había otro. Todos fueron de la misma opinión y nada les pareció más indicado.

Uno de los asistentes propuso ponerle un cascabel al cuello del gato, lo que les entusiasmó muchísimo y decían que sería una excelente solución. Solo se presentó una dificultad: 

¿quién le ponía el cascabel al gato?
-          ¡Yo no, no soy tonto, no voy!, dijo un ratón.
-          ¡Eso parece muy complicado!, exclamó otro.
-     ¡Ah, yo no sé cómo hacerlo!, se excusó otro nervioso ratón.

En fin, terminó la reunión sin adoptar ningún acuerdo.
Lógicamente, esta fábula no tiene un final feliz. Si nadie asume la responsabilidad por sí mismo ni por su comunidad será muy difícil lograr los cometidos que nos aquejan como colectividad.

La responsabilidad está presente en muchos aspectos de la vida y no importa si eres gato o ratón, siempre deberás echar mano de este valor para lograr las cosas que verdaderamente te importan, esas que te impulsan al éxito, a alcanzar tu meta, así sea simplemente sobrevivir.

“La responsabilidad es el precio del éxito”
W. Churchill


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

viernes, 17 de agosto de 2012

El Carro de los Deseos


Existió un viajero que tuvo que hacer una larga travesía, ató su animal a un carro e inició la  marcha hacia un largo destino, con un límite fijo de tiempo.
 

Al animal lo llamo Necesidad, al carro Deseo, a una rueda la llamó Placer y a la otra Sufrimiento. Así pues el viajero llevaba su carro a derecha e izquierda, pero siempre hacia su destino.
 

Cuanto más velozmente iba el carro, más rápidamente se movían las ruedas del Placer y el Sufrimiento, conectadas como estaban por el mismo eje y transportando como estaban el carro del Deseo.

Como el viaje era muy largo y nuestro viajero se aburría, decidió entonces decorarlo, ornamentarlo con muchas bellezas.
 

Pero cuanto más embelleció el carro del Deseo más pesado se hizo para la Necesidad, de tal manera que en las curvas y en las cuestas, el pobre animal desfallecía no pudiendo arrastrar el carro del Deseo. En los caminos arenosos las ruedas del Placer y el Sufrimiento se incrustaban en el piso. El viajero desesperado, porque el camino era muy largo y estaba muy lejos su destino, decidió meditar sobre el problema y, al hacerlo, escuchó el relincho de su viejo amigo.
Comprendiendo el mensaje, a la mañana siguiente desbarató los adornos del carro, lo alivió de sus pesos y muy temprano llevó al trote a su animal avanzando hacia su destino. No obstante , había perdido un tiempo que ya era irrecuperable. A la noche siguiente volvió a meditar y comprendió, por un nuevo aviso de su amigo, que tenía ahora que acometer una tarea doblemente difícil, porque significaba su desprendimiento.
Muy de madrugada sacrificó el carro del Deseo. Es cierto que al hacerlo perdió la rueda del Placer, pero con ella perdió también la rueda del Sufrimiento.
 
Montó al animal de la Necesidad, y sobre sus lomos, galopó por las verdes praderas hasta llegar a su destino.

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

jueves, 16 de agosto de 2012

El Tomador de Luz

 
Cierto derviche llamado Noorgir - el Tomador de Luz - tenía una vasija de barro que absorbía luz durante el día, incluso la de una vela, y la proyectaba cuando y donde quería. Un erudito le pregunto:
- Nosotros no negamos las notables características de tu vasija atrapadora pero ponemos en duda tu capacidad de ver en el corazón de los hombres, si es verdad que puedes percibir el carácter de la gente ¿cómo es que alguien te acaba de vender un melón que no tiene sabor? Noorgir dijo:

- ¿Quieres venir conmigo y hacer un experimento?
El erudito rehusó, y esparció el rumor de que Nourgir era un charlatán. Pero, después de muchos meses de esta difamación, ambos se encontraron en la corte del rey de la época, y el rey mostró interés en la disputa. El rey dijo:
- Ha llegado a mis oídos que este erudito ha desafiado a este derviche, pero que no permite que el derviche demuestre sus capacidades. Tal actitud es una amenaza para el buen orden y la tranquilidad general de los hombres. El erudito será condenado como un chacal, y confirmado esto por mí, a menos que acceda a cesar de hablar de hechos y permita ser expuesto a realidades.

 
El derviche y el erudito dijeron:
- Escuchamos y obedecemos.
El derviche llevó al erudito a la cima de la montaña y le hizo permanecer con él durante tres días, escuchando enseñanzas derviches. Luego lo bajó a un desfiladero en las montañas donde una muchedumbre de espectadores,
encabezados por el rey, estaban esperando.
Mientras se aproximaban, el derviche dijo:
- Observa, Rey y Sabio. Colocaré mi mano en el hombro de este erudito, prestándole algo de mi percepción. Cuando cada persona se
acerque a esa curva a lo lejos, él se volverá consciente de sus pensamientos internos.Persona tras persona pasaban por el lugar indicado y el rostro del erudito se volvía cada vez más demacrado mientras exclamaba:
- ¡Ese hombre es aborrecible, aagh!- o - ¡No hagas lo que intentas hacer, oh hombre, porque conducirá a tu destrucción!.
Sus palabras eran tan confusas que la gente pensó que se había vuelto loco.
Su cara se surcó como si tuviese una edad muy avanzada y su barba se volvió blanca, cuando antes había sido negra.
Después de una hora, más o menos, el erudito se liberó de la mano del derviche, y se arrojó a los pies del rey. Dijo:
- Majestad, no puedo soportar este conocimiento un segundo más. He visto a gentes que parecen santos, y he percibido que eran farsantes. Y peor aún, he visto a gentes que pensaba que eran buenos, y su maldad consistía en pensar que estaban en buen sendero. He visto y sentido cosas que no se debería esperar que ningún hombre experimentase. El rey dijo:
- ¿Qué sabiduría has ganado de este acontecimiento?
El erudito respondió:
- Ahora comprendo que si alguien permaneciese perceptivo constantemente a la verdadera condición del hombre, se volvería loco. El derviche le dijo:
- Ahora sabes que la ciencia derviche incluye el conocimiento de cuándo estar despierto y cuándo permanecer dormido.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

martes, 14 de agosto de 2012

El Paradigma del Acorazado


En un relato que no se sabe si es real o pura imaginación, Frank Koch de la revista del instituto Naval de los Estados Unidos de Norte América narra lo sucedido en las costas de Newfoundland en la Antártida, la parte más austral del mundo:

Después de haber estado en altamar y bajo fuerte tempestad durante varios días en maniobras de entrenamiento, el buque insignia navegaba en una noche con mucha niebla y muy poca visibilidad, así que el capitán permanecía sobre el puente para supervisar todas las actividades de los marineros.
 
Un rato despues de que se oscureciera por completo, el vigía que permanecía al extremo del puente alerto: "Luz a estribor!".
 
- Entonces el capitán preguntó: "¿Rumbo directo o se desvía hacia popa?"
 
- El vigía respondió: "Directo Capitán"., lo que significaba que su curso los dirigía a una inminente colisión con aquel buque.
 
- El capitán llamó al encargado de emitar las señales. "Envíe este mensaje: Estamos a punto de chocar; aconsejamos cambiar 20 grados su rumbo".
 
- Entonces llegó otra señal de respuesta: "Aconsejamos que ustedes cambién 20 grados su rumbo".
 
- El capitán ya estaba molesto y dijo: "Contéstele: Soy capitán; cambie su rumbo 20 grados".
 
- La respuesta no se hizo esperar: "Soy marinero de segunda clase, mejor cambie su rumbo 20 grados".
 
- El capitán grito: "Conteste: Este es el Portaviones USS Lincoln el barco más grande de la segunda Flota del Atlántico de los Estados Unidos. Nos acompañan tres destructores, tres cruceros y buques numerosos de apoyo. Exijo que cambie su curso 20 grados norte o se tomarán medidas para garantizar la seguridad de este barco".
 
- Llegó una nueva luz de señal diciendo: "Este es un faro".

El portaviones tuvo que cambiar su rumbo.

Las realidades pueden ser distintas de acuerdo al paradigma o a la percepción a veces limitada que tengamos de ellas pues como dice Stephen R. Covey, "El modo en que vemos el problema es el problema". La soluciones rápidas a las diferentes situaciones que nos aquejan están a la orden del día pero una verdadera solución debe involucrar un cambio de paradigma a través de principios como tales universales que nos den soluciones que perduren en el tiempo.

Martin E. Orozco, CPC
Coach Profesional Certificado
http://Martin-Orozco.com


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

lunes, 13 de agosto de 2012

El Don de Meditar



Un estudiante se quejaba de que no podía meditar: sus pensamientos no se lo permitían.

Habló de esto con su maestro diciéndole:
- Maestro, los pensamientos y las imágenes mentales no me dejan meditar; cuando se van unos segundos, luego vuelven con más fuerza.
No puedo meditar. No me dejan en paz.

El maestro le dijo que esto dependía de él mismo y que dejara de cavilar. No obstante, el estudiante seguía lamentándose de que los pensamientos no le dejaban en paz y que su mente estaba confusa.

Cada vez que intentaba concentrarse, todo un tren de pensamientos y reflexiones, a menudo inútiles y triviales, irrumpían en su cabeza.
El maestro entonces le dijo:

- Bien. Aferra esa cuchara y tenla en tu mano. Ahora siéntate y medita.
El discípulo obedeció. Al cabo de un rato el maestro le ordenó:
- ¡Deja la cuchara!.    

El alumno así hizo y la cuchara cayó obviamente al suelo. Miró a su maestro con estupor y éste le preguntó:
- Entonces, ahora dime quién agarraba a quién, ¿tú a la cuchara, o la cuchara a tí?.

 

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

jueves, 9 de agosto de 2012

El León que se enamoró de la hija del Labrador


Se había enamorado un león de la hija de un labrador y la pidió en matrimonio.

Y no podía el labrador decidirse a dar su hija a tan feroz animal, ni negársela por el temor que le inspiraba.

Entonces ideó lo siguiente.  Como el león no dejaba de insistirle, le dijo que le parecía digno para ser esposo de su hija, pero que al menos debería cumplir con la siguiente condición: que se arrancara los dientes y se cortara sus uñas, porque eso era lo que atemorizaba a su hija.

El león aceptó los sacrificios porque en verdad la amaba.

Una vez que el león cumplió lo solicitado, cuando volvió a presentarse ya sin sus poderes, el labrador lleno de desprecio por él, lo despidió sin piedad a golpes.

Nunca te fíes demasiado como para despojarte de tus propias defensas, pues fácilmente serás vencido por los que antes te respetaban.

Fábula de Esopo

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Los Beneficios de la Cuentoterapia


El gran poder de transformación personal que poseen los cuentos no ha perdido vigencia.
Niños y mayores pueden aprovecharse de sus valiosos mensajes para crecer y despertar a la conciencia de sí mismos.

Beneficios de los cuentos:

* Introducen a los pequeños en el mundo de la literatura.

* Estimulan y guían la imaginación.
* Fomentan el diálogo con los padres, así como la cultura y la inteligencia emocional.
* Potencian la creatividad.
* Ayudan a enfrentarse a las adversidades de la existencia.
* Inculcan valores necesarios al imprimir las huellas del comportamiento de la conciencia.
* Ayudan a los niños a adquirir autonomía y madurez a medida que van creciendo.
* Enseñan hábitos saludables.
* Si son realmente terapéuticos curan sentimientos negativos o penas interiores (separación de los padres, nacimiento de un hermanito).
* Consuelan ante lo irremediable (muerte de seres queridos, ya sean familiares, animales o amigos).
* Pueden desmitificar (reírse de los cocos, por ejemplo).
* Ayudan a los adultos a establecer una comunicación con su niño interior y a desbloquear, y resolver problemas anclados en la infancia.

Esta actividad -tan de moda en otros tiempos y erróneamente arrinconada por muchos padres modernos- está recobrando nuevos bríos.


Parte del interés de los libros de cuentos no radica sólo en las historias que proponen sus autores para ayudar a los niños a superar traumas, dudas, dificultades y angustias, sino también en las fórmulas sencillas que aporta para que los niños tengan un sueño apacible y se vayan a la cama contentos y tranquilos, sin pataletas. Así se les ayuda a adquirir autonomía y madurez a medida que van creciendo, además de favorecer que se relajen y les resulte más fácil conciliar el sueño. Para obtener el máximo beneficio de la cuentoterapia es preciso que los niños sigan determinadas prácticas rutinarias que en poco tiempo terminaran por convertirse en hábitos.


Aprender a dormir.

• Los niños aprenden a dormir mediante asociaciones. Por ello, no hay que castigarles enviándoles a la cama si hacen alguna trastada. Asociarán la cama con el castigo, es decir, con algo negativo y traumático. En cambio, son necesarias las asociaciones con elementos externos como el silencio y la oscuridad, y también con objetos que no vayan a desaparecer durante la noche (muñecos, chupetes) porque si se despiertan los reclamarán (la manita de mamá, la luz, canciones...).


• El estado de relajación previo al sueño es esencial y puede conseguirse siguiendo una serie de rutinas. Además de leer un cuento al niño -siempre después de cenar y nunca en la cama- convendrá llevarle a la cama siempre a la misma hora y, mejor aún, a la más adecuada para él. El cerebro infantil concilia el sueño con mayor facilidad en la franja horaria que va entre las ocho y las nueve de la noche en invierno y las nueve o las diez en verano. Con arreglo al horario que se fije, se establecerá la hora de la cena.

La hora de contar cuentos es una hora de afecto que ningún libro impreso, ni la televisión, ni Internet, ni las películas por sí mismas pueden sustituir. Un cuento al día durante unos veinte minutos, será suficiente para que el niño se sienta querido y reposado, pero debe evitarse que se duerma porque si se despierta reclamará el cuento para volver a dormirse.

Los cuentos ofrecen al niño un cobijo, pero sin impedirle la contemplación de la realidad contradictoria y desnuda. Por ejemplo, en los cuentos de hadas se dramatizan los conflictos básicos del ser humano, en su base de crecimiento, y ésta es la razón de que los niños deban escucharlos. Gracias a ellos verán reflejados los grandes dramas de su corazón y aprenderán estrategias para superarlos.

En cuanto al tipo de cuentos que conviene leer a los pequeños, hay tantos donde elegir que crecerán antes de haberlos agotado todos. Entre los favoritos siempre estarán los tradicionales.

Para los adultos que de niños no aprendieron las estrategias para superar dramas y conflictos, también hay cuentos específicos que les permitirán seguir creciendo y aprendiendo. Los cuentos sufís, hindús y zen constituyen un patrimonio ético de la humanidad, porque señalan las luces y sombras de la condición humana hacia la libertad. La particular moraleja que contienen esos relatos permiten convertirlos en verdaderos “despertadores" de la capacidad de aprender y “darse cuenta”. Son narraciones sencillas, episodios siempre actuales que desvelan el alma de aquel que los sintoniza.

Las reflexiones que acompañan a cada uno de esos cuentos establecen nexos de unión con nuestra realidad cotidiana convirtiéndose así en una inestimable ayuda para reforzar la mente, y también suponen una guía para educadores que buscan elementos de maduración como objeto de aprendizaje.

Los cuentos son útiles para todas las personas que quieran conocerse y aprender qué claves ha dejado la humanidad para solucionar temas tan vitales como el poder, la autoridad, las pérdidas, la envidia, la muerte, la enfermedad, las relaciones padres-hijos, las relaciones fraternas, el miedo, los complejos...

En definitiva, nos ofrecen mensajes que todos necesitamos sobre cómo conocernos, curarnos, vivir más dichosos y seguir nuestro camino.

¿Qué mejor forma de recordar las claves del buen vivir que hemos olvidado que revisando cuentos?


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

PARTICIPAR EN ESTE BLOG