miércoles, 9 de enero de 2013

Ahora o Nunca...

gracias a versos positiva
Hace mucho tiempo, el profesor de filosofía de Carter Chambers (Morgan Freeman) en su primer año de carrera les sugirió a sus estudiantes que elaborasen una “lista de deseos”, un recuento de todas las cosas que querían hacer, ver y experimentar en la vida antes de morir. Pero, mientras Carter estaba aún tratando de aclarar sus sueños y planes privados, la realidad se entrometió. Matrimonio, hijos, una multitud de responsabilidades y, finalmente, un trabajo de mecánico de automóviles durante 46 años, gradualmente cambiaron su idea de lo que era una lista de deseos en poco más que un recuerdo agridulce de oportunidades perdidas y en un ejercicio mental en el que pensaba de vez en cuando para pasar el tiempo mientras trabajaba bajo la capota de un coche.

Entretanto, el multimillonario empresario Edward Cole (Jack Nicholson) nunca vio una lista sin pensar en los beneficios. Siempre estaba demasiado atareado haciendo dinero y construyendo un imperio para pensar en cuáles podrían ser sus necesidades más profundas, más allá de la siguiente adquisición o una taza de café para gourmets. Entonces, la vida les dio a ambos un toque de atención urgente e inesperado. Carter y Edward se encontraron compartiendo una habitación de hospital con mucho tiempo para pensar en lo que sucedería a continuación—y en cuánto de ello estaba en sus manos. A pesar de sus aparentes diferencias, pronto descubrieron que tenían dos cosas muy importantes en común: una necesidad no satisfecha de aceptarse a sí mismos y las elecciones que habían hecho, y un deseo urgente de pasar el tiempo que habían perdido haciendo todo lo que siempre quisieron hacer. La lista ya no era sólo un ejercicio mental. Era un plan de trabajo.

Así que, en contra de las órdenes del médico y del sentido común, estos dos auténticos desconocidos abandonan el hospital y se lanzan a la carretera juntos para vivir la aventura de su vida—desde el Taj Mahal hasta el Serengeti, desde los mejores restaurantes hasta los más sórdidos locales de tatuaje, desde la cabina de un coche de carreras de época hasta la puerta abierta de un avión a propulsión—con sólo una hoja de papel y su pasión por la vida como guías. Añadiendo y eliminando puntos de su lista mientras disfrutan de la grandeza y la belleza del mundo, harán frente a las difíciles preguntas y a las respuestas incluso más difíciles que nos asaltan a todos nosotros. Y, sin tan siquiera darse cuenta, se convierten en verdaderos amigos. Con humor, perspicacia, corazón… y una buena dosis de ánimo. A veces sólo es necesaria una fecha límite para poner en marcha tu vida


Hace bastante vi esta película ,les aseguro que me emocione,me reí,lloré,........es una trama para pensar....

Qué pasaría si tuvieramos que hacer la lista de las cosas que nos gustarían hacer,conocer...antes de morir....yo creo que la mía sería enorme......algunas casi imposibles.....pero otras no tanto...Entonces me asaltaron las dudas.....necesito estar cerca de la muerte para eso?-----no habrá algunas cositas que pueda ir haciendo...logrando de mi lista para ir tachando.....No me gustaría que mi lista quedara totalmente sin tachar.................
Voy a ir de a poco realizando algunas cositas de mi lista.....sobretodo las espirituales,las que ayudarían en mi relación con los demás(pedir perdón,dar gracias,decir cuánto amo o necesito a alguien.....)

Amigos les recomiendo la película.....y les pido que empiecen a cumplir sus propias listas...estamos a tiempo....siempre que hay vida hay esperanza......

No hay comentarios:

PARTICIPAR EN ESTE BLOG