lunes, 11 de febrero de 2013

El desafío de la Princesa Rosalinda

Había una vez en un reino muy muy lejano una princesa que se sentía muy triste ya que su padre la obligaba a casarse con su primo Joaquín. Rosalinda, muy triste por lo ocurrido, se puso muy mal ya que ella quería estar con Facundo el amor de su vida.

Facundo al enterarse de la noticia, reacciono muy mal y fue a hablar con el Rey Arturo -padre de Rosalinda- para que le de una explicación sobre lo ocurrido, ya que ellos tendrían que ocultar su amor para siempre. Arturo, enfurecido por su visita, le dijo: Facundo tu eres muy joven y talentoso pero yo quiero a Joaquín como esposo de mi hija así me quedare con la herencia de su familia y podré pagar mis deudas. Arturo muy arrepentido le pidió disculpas a Rosalinda y le explico el hecho.

Mira Rosalinda -le dijo Arturo- no quise decirte nada antes porque no he encontrado la forma. Lo que sucedió es que Joaquín me ha dicho que si tu no te casas con él perderé todo! Hasta mi propia ropa y no quiero que suceda eso. Rosalinda sorprendida ha comprendido a su padre y se tuvo que arriesgar al hecho, pero mientras tanto Rosalinda y Facundo Vivian su amor a escondidas de Joaquín.

Hasta que llegó su boda y era el día mas triste de Rosalinda. Facundo cuando la fue a consolar le dijo: Vamos Rosalinda es por un tiempo nada más, verás que pronto todo esto acabará y seremos muy felices juntos. Tendremos nuestra boda llena de amor y no una falsa como ésta. La princesa al oír estas palabras de consuelo se sintió mucho mejor. Llegó el momento de decir el si y Rosalinda se casó con Joaquín. Tras esta boda infiel Rosalinda estaba muy triste por dentro pero al saber lo que venia después se sintió un poco mejor. Luego del festejo de su boda, Facundo escuchó una conversación que tenía el padre de Rosalinda en la cual se sorprendió por las palabras que escuchó. Era puro engaño el que le había dicho a Rosalinda. Arturo quería que Rosalinda se case con Joaquín y así poder quedarse con la herencia que los padres de Joaquín le habían dejado.

Tras esta noticia, que Facundo había escuchado no dudó en ir y contárselo a la princesa y a Joaquín. Corrió lo más rápido que pudo para contarle a la princesa, pero Arturo enfurecido lo logró alcanzar y le dijo: tu no dirás nada porque sino me llevaré a Rosalinda y no la verás nunca más tu sabrás que hacer.

Al fin, Facundo decidió decírselo a la princesa Rosalinda y todo cambió. Se divorciaron, el Rey se fue lejos …y vivió feliz para siempre.

No hay comentarios:

PARTICIPAR EN ESTE BLOG