13 nov. 2013

Una frase que te sirva para todas las Ocasiones

Esto le sucedió a un Rey que deseaba tener una frase que le sirva para todas las ocasiones. Le gustaba saber frases y también cuentos breves o pequeños.
Convocó a los más sabios de todo su reino para le dijeran la mejor frase que le sirviera tanto en el triunfo como en el éxito, tanto en la tristeza como en la alegría y que solo tuviera dos palabras. Al que triunfara con la frase le premiaría con su peso en oro y si no era de su agrado lo degollaría.

Un sabio de su reino se atrevió a darle la frase dentro de un anillo, con la condición que solo lo abriría en caso de extremo peligro.

Sin embargo, el no sabía que sería el protagonista del mismo cuento breve.

Un mal día su reino fue atacado por los enemigos vecinos, con tanta furia que se vio obligado a fugar de su fortaleza hacia campo abierto.

Se fue con un reducido grupo de soldados. Los enemigos al darse cuenta de que el rey fugaba lo persiguieron hasta que quedó al borde de un precipicio y al frente los enemigos.

Entonces, al verse en  medio del peligro abrió el anillo y habia un mensaje que decía: “Todo pasa”.

Cuando el enemigo iba a atacar, vinieron refuerzo que obligaron a los enemigos a entrar en batalla, con suerte para el rey ya que sus ejércitos lograron vencer.

Allí comprendió el rey que todo pasa. Todo en un instante es parte del pasado y cuando nos acordamos los peligros se extinguen.

Luego, regresó triunfante a su fortaleza y palacio y cumplió con la promesa premiando al sabio.

Asi es, todo pasa, si nos acordamos de todos los problemas que hemos tenido en la vida, todos han pasado, ya son parte del pasado. No debemos preocuparnos ni angustiarnos, todo en la vida va fluyendo y, en la medida que nos dejemos deslizar por ella, seremos felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario